Páginas vistas en total

jueves, 7 de marzo de 2013

NEW WOMAN

Vaya por delante que no soy amiga de festejos del tipo "Día de la Mujer", "Día  del Padre, "Día de la Madre", "San Valentín"..., pero visto que mañana es 8 de marzo, he pensado que esta entrada estaría muy a propósito.

Hace unos añitos, echando una ojeada en una librería (últimamente, por mis circunstancias laborales sólo entro a echar un vistazo y "oler" a libro), me encontré con una verdadera joya: "Cuando se abrió la puerta. Cuentos de la Nueva Mujer (1882-1914)", antología de relatos, editado por Alba Ediciones. Mi hermano, al que acompañaba en ese momento se debió dar cuenta de mis ojos mirando aquella portada, leyendo un poco aquí, un poco allí, tal debió ser mi expresión que al final me lo regaló.




Es, como he dicho, un libro de relatos, pero relatos escritos en su mayor parte por mujeres (de 25 sólo 8 están firmados por hombres) en los que se nos presenta a esa "Nueva Mujer", pero... ¿qué nos indica este término? La primera vez que aparece como tal, lo hace en un artículo firmado por la novelista inglesa Sarah Grand, en 1894. Engloba a todas aquellas mujeres que les tocó lidiar con la vida en época victoriana, pero que lejos de comportarse como "debieran", dieron un paso al frente y comienzan a desafiar las normas sociales, los convencionalismos decimonónicos, comienzan a luchar por su libertad. Eran mujeres de clase media, que habían podido acceder a algo más que la típica educación femenina, que veían una oportunidad de realización en salir a trabajar fuera de casa, que querían ser independientes, pasear, viajar, vivir según sus propios deseos sin necesidad de se acompañadas en ese camino.
Sarah Grand
Podemos decir que hubo una "epidemia" de feminismo que logra salir adelante y abrir esa puerta que durante siglos se había mantenido cerrada a las mujeres. Ellas comprendieron que no estaba cerrada con llave, se atrevieron a empujarla y a salir por ella, sus primeros pasos al otro lado fueron el comienzo de los que somos ahora. Sin olvidar, por supuesto, a una de las primeras feministas de la historia, al menos para mí, Santa Teresa de Jesús, mujer como ninguna otra que, independientemente de su religiosidad y de aquello que significa, tuvo los arrestos suficientes para plantarle cara, nada más y nada menos, al Rey Prudente, a Felipe II.


En estos relatos se nos muestra a una mujer dueña de su destino, inteligente, vivaz, capaz de una conversación aguda, con una profundidad psicológica que hasta entonces no se conocía;  pero además encontramos a una serie de caballeros que las apoyan, las animan en su lucha, las ven como algo más que la típica wallflower, o sea, una persona con la que compartir ideas, viajes, conversaciones; en definitiva, las ven como a iguales.

Entre las firmas, nos encontraremos, entre otras la de Constance Fenimore Woolson, Thomas Hardy, Edith Wharton, Virginia Woolf, Katherine Mansfield, Ella D'Arcy, Arthur Connan Doyle, Lauren Alma-Tadema, George Moore, Saki...

Virginia Woolf


Sir Arthur Connan Doyle




Esta antología, a cargo de Marta Salís, dispone los relatos de manera cronológica siguiendo sus fechas de publicación. De fácil lectura, ya que al tratarse de relatos cortos puede leerse poco a poco, sin miedo a perderse, os la recomiendo, no sólo en estas fechas, sino también el resto del año. ¿Acaso, nosotras, mujeres, dejamos de luchar por nuestros derechos y lo hacemos solamente el día 8?

¡ADELANTE, LA PUERTA ESTÁ ABIERTA, SÓLO HAY QUE EMPUJARLA! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario